© GOD 2020

¿Es importante el Marketing Social?


GOD - 13 febrero, 2020

El marketing social busca difundir ideas que beneficien a la sociedad. Hoy en día, los consumidores ya no buscan únicamente un producto que pueda satisfacer sus necesidades de la mejor forma, ahora también buscan algo que realce sus valores.

A pesar de que este término surgió en 1970, la importancia que le han dado las personas a las causas sociales de las marcas ha incrementado mucho los últimos años, y si las marcas quieren apuntar a una mayor parte del mercado, deben comprender las ventajas del Marketing Social y adaptarlas dentro de sus valores.

Vivimos en una sociedad…

Como diría el protagonista de una de las películas más queridas del 2019 (y muchísimos memes de las redes sociales), “vivimos en una sociedad” donde la imagen que perciben los usuarios de una marca, es mucho más importante que su publicidad. Es ahí donde el marketing social nos ofrece una oportunidad de aportar algo a la sociedad, al mismo tiempo que afianzamos a nuestros usuarios.

Actualmente las personas cuentan con varias herramientas para mostrar su descontento o emoción con las marcas, por lo que si ven algo que no les guste, aunque sean pocos, pueden hacer un gran ruido y viralizar aquello que les molesta.

Un arma de dos filos

Hacer una campaña de marketing social puede traer excelentes resultados, pero un error en estas campañas puede ser catastrófico para las marcas. Imagina una empresa que lanza una campaña en pro del feminismo, ¡muy fácil! Su imagen mejora y la gente voltea a verlos, pero… ¿y si en los anuncios de esta campaña se incluye un mensaje que puede ser mal interpretado? Inmediatamente se tendría un batallón de internautas que inundarán las redes con mensajes de desprecio hacia la marca.

Dove tuvo que salir a disculparse por este anuncio ya que la percepción del público lo tachó de racista a pesar que la marca quería dar un mensaje de inclusión.

Por eso, al realizar una campaña de marketing social, se deben tomar en cuenta los siguientes puntos:

  • Los valores de mi consumidor ideal.
  • Determinar la causa social que va de acuerdo con mi público y mi marca.
  • Establecer objetivos a corto, mediano y largo plazo.
  • Claridad en los procesos.

Es importante recordar que antes de que los consumidores se sumen a una causa, tu marca debe estar convencida de ella y defender sus valores, así se podrá garantizar un correcto desempeño de estas campañas.