Ser disruptivo se lleva en la sangre
y se puede contagiar
Ser disruptivo es buscar crear
e impactar al mismo tiempo
Ser disruptivo es cambiarle
la rutina a los demás
Ser disruptivo es hacer las cosas diferente sin temor a equivocarnos
Ser disruptivo es convertir
un error en un acierto
Ser disruptivo es creer en que la gente aún puede sorprenderse
Ser disruptivo es sorprendernos a nosotros mismos
Ser disruptivo es ser ingenuo de corazón
pero genial de cabeza
Ser disruptivo es encontrarle lo divertido a todo
Ser disruptivo es fantasear con cosas
imposibles de concebir
Ser disruptivo es no ser como los demás
que dicen "no ser como los demás"
Ser disruptivo es encontrarle sentido al “sin sentido”